» » Reducción de estómago sin incisiones (POSE)

Reducción de estómago sin incisiones (POSE)

Por: Romeo Fecha: mayo 5, 2015 Categoría: Reducción Comentarios: 1
Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 5,00/5 (1 votos)
Cargando…

La Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad (POSE) o bien reducción de estómago sin incisiones es un novedoso tratamiento que representa la opción quirúrgica menos invasiva y más segura para tratar la obesidad.

La intervención se efectúa por vía endoscópica, sin incisiones, y consiste en realizar una serie de pliegues en el fundus gástrico para reducir la capacidad del estómago.

Si bien es cierto que con el pasar de las décadas, los cirujanos han practicado diferentes cirugías abdominales para asistir a las personas a perder peso. Esta clase de operaciones son muy eficaces, mas acarrean el peligro de una cirugía abierta o por vía laparoscópica, de ahí que solo son prescriptos en el caso de obesidad extrema.

El POSE, por ser un procedimiento sin incisiones, ofrece esenciales ventajas frente al resto de cirugías:

  • Menos dolor
  • Minoración del peligro de infección
  • Ausencia de cicatrices externas
  • Restauración más veloz
  • Estancias hospitalarias más cortas o bien en régimen ambulatorio

Pero, ¿Exactamente en qué consiste el POSE?

Las herramientas quirúrgicas de última generación dejan a los cirujanos reducir la capacidad del estómago por vía oral; sin incisiones. El procedimiento, que se efectúa por vía endoscópica, consiste en hacer pliegues en el estómago y coserlos para reducir su tamaño. De esta manera, la capacidad del estómago queda limitada y el paciente presenta una enorme saciedad ingiriendo una pequeña cantidad de alimentos.

Por otra parte, las suturas están dispuestas para continuar a lo largo de toda la vida en el estómago, el POSE es un procedimiento reversible, es decir, que es posible deshacer los pliegues y devolver el estómago a su estado original.

¿Cuánto dura la intervención de reducción de estómago sin incisiones?

Su duración acostumbra a ser de cincuenta minutos, se efectúa bajo anestesia general y por ser una intervención fácil y considerada de bajo peligro, se acostumbra a hacer de tipo ambulatorio. Es importante destacar que siempre y en toda circunstancia el cirujano tendrá la potestad de determinar, el tiempo de hospitalización.

¿De qué forma es la restauración tras la cirugía POSE?

Como no hay incisiones ni heridas externas, el proceso de restauración tras el POSE es muy rápido y poco doloroso. Por servirnos de un ejemplo, un paciente puede operarse un viernes y reincorporarse a su vida habitual el primer día de la semana, sin molestias y sin que absolutamente nadie se percate de que se ha sometido al tratamiento.

Los días siguientes el paciente deber someterse a una dieta, que por lo general son las que  se prescriben tras una cirugía de la obesidad.

¿En qué momento está indicado el POSE?

El POSE está indicado para pacientes con un IMC (Índice de Masa Anatómico) mayor de veintisiete (27) desde un sobrepeso grado II a obesidades severas de tipo II-III.

¿Qué desenlaces se deben aguardar?  

Se espera que los desenlaces del POSE sean afines a los logrados a través de la Banda Gástrica; o sea, una pérdida del cincuenta-sesenta por ciento (50-60%) del exceso de peso. La experiencia en EE.UU y Europa nos señalan que los pacientes comienzan a perder peso al día siguiente después  someterse a la intervención. Por mes, la media de pérdida de peso es de 10kg y a lo largo de los tres primeros meses, el perder peso semanal es de entre 600g y 1’5Kg.

Para lograr mejores desenlaces, es esencial acompañar la cirugía de reducción de estómago con un programa de reeducación de hábitos alimenticios y de modo de vida.

Por su parte, en la Clínica Corachan, el tratamiento se encuentra bajo  un equipo multidisciplinario formado por radiólogos, endocrinos, nutricionistas, gastroenterólogos y psicólogos.

Asimismo, cuentan con una sala de estudios de tórax, electrocardiogramas, tránsito intestinal y orientación sicológica, todo esto de la mano con un programa de seguimiento nutricional, que comprende dos años, dicho programa ayudará al paciente a perder todo el peso necesario proporcionando herramientas precisas a fin de que no vuelva a recuperarlo.

Comentar con Facebook