» » La Gastroplastia de Mason: Reducción de Estómago Vertical

La Gastroplastia de Mason: Reducción de Estómago Vertical

Por: Romeo Fecha: mayo 4, 2015 Categoría: Reducción Comentarios: 0
Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 5,00/5 (1 votos)
Cargando…

La gastroplastia vertical con banda (GVB) es una técnica bariátrica restrictiva, descrita por Mason en 1982. De los fallos técnicos en esa intervención (Por ello se conoce como Gastroplastia de Mason), la más frecuente es la disrupción de la línea de grapas, con una incidencia de hasta el 48%. Las otras causas en fallas, son la angostura del estómago y la dilatación del depósito. También existe controversia sobre cuándo deben ser reintervenidos los obesos y cuál debe ser la técnica realizada, y no es clara la influencia de estas complicaciones sobre el adelgazamiento.

El objetivo de este trabajo, ha sido evaluar con qué frecuencia se han presentado las complicaciones técnicas propias de la gastroplastia vertical con banda, su repercusión clínica y en la pérdida ponderal y el tratamiento efectuado.

Gastroplastia de manson

El procedimiento Mason fue desarrollado, hace más de 30 años, por el Profesor y Doctor Mason. Esta operación ofrece buenos resultados en pacientes que pueden comer despacio y de una forma tranquila, y que además pueden prescindir de cualquier tipo de dulce con facilidad. Desafortunadamente, no muchos pacientes que procuran ayuda quirúrgica para la obesidad, son considerados capaces para una operación de Mason.

Con este tipo de intervención, se crea una suerte de estómago anterior (como con la operación de anillo gástrico – banda gástrica) fijando entre sí la parte delantera y posterior del mismo a través de grapas. En el extremo final de esta conexión se ubica un anillo alrededor del estómago, que impide que este espacio se pueda dilatar.

De esta forma se crea un estómago precedente al verdadero, tal y como si éste fuera auténtico. Inicialmente, el alimento llega de manera directa al primer tubo digestivo y como éste es pequeño, se genera de manera rápida una sensación de llenura que suprime la sensación de hambre en el centro de nutrición del cerebro.

Se vacía de forma lenta a través del anillo pasando al resto de la sección de estómago donde se genera la digestión. El anillo ubicado entre la primera y la segunda sección del estómago no es capaz de contener nutrientes líquidos como bebidas azucaradas, crema helada, chocolate con leche, batidos y sopas. Naturalmente, cuando ingiera bebidas hipercalóricas no adelgazará lo bastante.

Peligros e Inconvenientes

Es usual que tras una gastroplastia vertical con grapas, los pacientes sientan mareos y tengan sensación de nauseas. Asimismo la acidez estomacal puede causar mucho malestar.

El paciente ha de estar muy motivado para perder peso. Por si fuera poco, la operación complica la ingesta de alimentos sólidos, pero deja que los líquidos se ingieran en general. Resulta bastante difícil continuar diciendo no a esas bebidas exquisitas; pero llenas de calorías. Si continúa con unos hábitos alimenticios desordenados, no va a perder peso.

La intervención solo es reversible parcialmente. El cirujano sólo puede quitar la banda de silicona y generalmente, esto basta para revertir el efecto restrictivo de la operación.

Tras la intervención de Mason, gran parte de los pacientes (algunos dicen que hasta el 50%), fuerzan sus grapas, al situar el estómago precedente a una extrema tensión. Cuando ciertas grapas se hayan abierto, desaparece el efecto de la intervención y se aumenta de peso de forma rápida, volviendo al peso original subiendo aún más.

La gastroplastia de Mason comparada con el bypass gástrico de Fobi

La operación de bypass gástrico, llamada derivación de estómago o puenteo de estómago; es la operación para la obesidad por antonomasia. Esta operación es segura y eficaz.

La operación de bypass gástrico de Fobi es conveniente especialmente para personas que tras distintas dietas, no logran perder su sobrepeso y a las que les agradan los dulces, las pastas y las bebidas ricas en azúcar.

La intervención asegura que su cuerpo tenga una buena digestión y que se ingieran menos alimentos. El resultado es una radical pérdida de peso. Su necesidad de dulce y su hambre se reducirán de forma automática. De la misma manera que la mayor parte de las personas, tras una comida se va a sentir de forma rápida harto.

La operación de estómago de bypass gástrico de Fobi es segura y eficaz. En el primer año tras su operación pierde del 60 al 70% de su sobrepeso. La mayor pérdida de peso se genera en los primeros meses.

Comentar con Facebook