» » Criolipólisis: Lo último en supresión de grasa anatómica

Criolipólisis: Lo último en supresión de grasa anatómica

Por: Romeo Fecha: mayo 6, 2015 Categoría: Reducción Comentarios: 0
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas ¡Sé el primero en calificar!
Cargando…

La eliminación de la grasa en ciertas zonas como la cintura, el abdomen, los brazos e incluso los muslos, se ha transformado en la obsesión de muchas mujeres y hombres, especialmente cuando no se logra suprimir sencillamente  con ejercicio ni utilizando dietas estrictas y no todos desean someterse a una intervención.

Para eludir la cirugía han surgido en los últimos tiempos otras técnicas como el láser y la radiofrecuencia, que han ido evolucionando con el anhelo de lograr cada vez mejores desenlaces. Para suprimir la grasa de zonas específicas de su cuerpo sin pasar por el quirófano, se ha desarrollado una renovadora alternativa: La Criolipólisis.

El termino Criolipólisis es un acrónimo de “criogénico” y “lipólisis”. Mayormente este proceso es llamado: congelación de grasa. Esta técnica está basada en la aplicación de frío sobre el área concreta, deja reducir entre cinco y siete milímetros sin incisiones ni anestesia.

Criolipólisis

Exactamente, ¿en qué consiste?

La criolipólisis es el procedimiento médico más novedoso para quitar la grasa anatómica localizada. Su particularidad radica en la aplicación de frío sobre la zona que se quiere mejorar, con la intención de destruir las células grasas sin dañar la dermis ni la epidermis, por lo que se le denomina técnica selectiva.

Se emplea un dispositivo que tiene un aplicador externo de vacío con paneles de enfriamiento, que se pone de forma directa sobre aquella piel que tiene la grasa localizada. Dicho aplicador transmite frío incesante a una temperatura de 6º C sobre el área que se quiere tratar, a lo largo de una hora las células grasas se ven perjudicadas por el frío, donde empieza un proceso de muerte natural de las mismas, que serán eliminadas por el organismo de forma progresiva y gradual.

¿Para quién está indicado?

La técnica está indicada para aquellas personas que no son obesas, y  tienen zonas con grasa localizada y persistente que les resulta difícil de quitar con ejercicio y dietas sanas. Es importante destacar que esta nueva tendencia  no es un procedimiento para perder peso.

Por el momento, solo se ha aplicado en zonas muy específicas como los laterales de la cintura, el abdomen y la parte baja de la espalda.

El que se limite a estas áreas se debe a su diseño, ya que abarca solo  once centímetros, por ende, se están desarrollando aplicadores con mayores espesores, es decir más grandes y probablemente moldeables, que puedan aplicarse en zonas más extensas como los muslos.

Ventajas e Inconvenientes

  • Eficiencia

Conforme la dermatóloga Nerea Landa, los desenlaces que se están consiguiendo son enormemente satisfactorios y están avalados por estudios y también por investigaciones de especialistas en el tema.

Por su parte, el doctor Miguel Aragón, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC), estima que se deberían precisar más estudios, puesto que no hay una clínica patentada en España por ser una técnica muy reciente.

La tecnología de Criolipólisis ha sido desarrollada por doctores y dermatólogos de Dieter Manstein y Rox Anderson, en investigaciones efectuadas en la Escuela de Medicina de Harvard y en el centro de salud General de Massachussets. Los especialistas que la practican forman una parte de un reducido conjunto de dermatólogos.

  • ¡Reduce tu cuerpo sin dolor!

No precisa de cirugía, de anestesia, ni de incisiones. Solo la piel se queda enrojecida de forma transitoria. “Este enrojecimiento puede perdurar unos minutos o unas horas. Asimismo puede aparecer algún hematoma localizado, que desaparece en pocas semanas. Ciertos pacientes experimentan parestesias en las zonas tratadas, que pueden perdurar de una a ocho semanas”, explica el doctor Velas, miembro de la Academia Española de Dermatología.

Tras la sesión no se requiere ningún cuidado singular en la piel, las persona puede hacer su vida normal sin inconvenientes una vez salgan del centro.

  • Tratamiento Seguro

Esto se debe a las peculiaridades de las células grasas (tejido adiposo). Son células más frágiles a los efectos del enfriamiento que las células de la piel y, por ende, se puede aplicar una temperatura baja o fría que sea capaz de destruir dichas  grasas sin dañar la epidermis ni los tejidos lindantes.

  • Súper confortable

Se trata de un procedimiento muy cómodo, donde el paciente a medida que se le es aplicado la dosis de frio éste puede emplear su tiempo en leer, hablar, ver la TV hasta navegar por la internet.

  • Desenlace no inmediato

En contraste a otras técnicas como los ultrasonidos de alta intensidad y la laserlipólisis, su efecto no es tan inmediato, o sea, se necesitan ciertos meses hasta el momento en que la grasa es reabsorbida por el propio organismo de forma progresiva.

Según los especialistas, en un par de meses ya empieza a apreciarse la reducción de grasas, pero es a los cuatro específicamente que se alcanza el efecto máximo, establecido entre cinco y siete milímetros de reducción del grosor

El doctor Velas asegura que con una sesión se suprime un veinte por ciento (20%) de la grasa tratada y recomienda aguardar un par de meses entre cada una de las sesiones.

  • No es terminante

La Criolipólisis de la misma forma que ocurre con el resto de técnicas de reducción de grasa no es terminante, por el simple hecho de que si se vuelve a engordar, el organismo va a tener la necesidad de crear nuevas células que guarden grasas. Está comprobado que si una persona mantiene un ritmo alimenticio adecuado y practica algún ejercicio, el procedimiento puede perdurar toda la vida.

En definitiva, para tener ese cuerpo esbelto de ensueño no se necesita someterse horas y horas en una sala operaciones para ser hermosos, solo se debe comer sano, hacer ejercicio y  soportar un poco de frio.

Etiquetas:
Comentar con Facebook