» » Cirugía quirúrgica de derivación gástrica

Cirugía quirúrgica de derivación gástrica

Por: Romeo Fecha: mayo 8, 2015 Categoría: Reducción Comentarios: 0
Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas 4,00/5 (1 votos)
Cargando…

La Cirugía quirúrgica de derivación gástrica, cirugía bariátrica (derivación gástrica), bypass gástrico, derivación gástrica en Y de Roux o bien bypass gástrico en Y de Roux es una intervención que se hace para a bajar de peso.

Tras la cirugía, no podemos comer tanto como lo hacíamos anteriormente ya que nuestro cuerpo no absorberá todas y cada una de las calorías de los alimentos que consumimos.

¿Qué es la cirugía quirúrgica de derivación gástrica?

Esta cirugía nos ayuda a bajar de peso modificando la manera como el estómago y el intestino delgado manejan la comida que ingerimos.

Luego de la cirugía, el estómago queda mucho más pequeño y uno por lo general se va a sentir lleno o bien satisfecho con menos comida.

Es importante aclarar que antes de esta cirugía uno es sometido a recibir anestesia general por lo que nos mantenernos inconscientes y no poder sentir dolor alguno.

derivacion gastrica

La derivación gástrica puede hacerse de dos formas. Con la cirugía abierta, el cirujano va a hacer un corte quirúrgico (incisión) grande para abrir el abdomen y realizará la derivación manipulando de forma directa el estómago, el intestino delgado y otros órganos.

Otra forma es utilizando una cámara pequeña, llamada laparoscopio, que se coloca en el abdomen. Esto se llama laparoscopia. En esta cirugía:

  • Primero, el cirujano hace de cuatro a seis incisiones pequeñas en nuestro abdomen.
  • Después, el cirujano pasar el laparoscopio mediante una de estas incisiones, el mismo se encuentra conectado a un monitor de video en el quirófano donde podrá ver el abdomen.
  • Posteriormente, el cirujano utilizará instrumentos quirúrgicos delgados para hacer la derivación, los que se introducirán mediante otras incisiones.

Seguramente continuaremos hospitalizado por un tiempo más corto y se recobrará más de manera rápida tras la laparoscopia en comparación con la cirugía abierta.

El beneficio más grande de la cirugía laparoscópica es la reducción del dolor. Por si fuera poco, se tendrán cicatrices más pequeñas y un menor peligro de desarrollar hernias.

¿Por qué realizase la cirugía quirúrgica de derivación gástrica?

La cirugía para bajar de peso puede ser una alternativa si estamos muy obesos y no hemos podido adelgazar por medio de dietas y ejercicios.

Este tipo de cirugía no es un “remedio rápido” para la obesidad. Debemos comprometernos con un régimen de nutrición y el ejercicio pues es muy importante hacerlo tras la cirugía, porque de no cumplir con lo establecido podemos tener complicaciones.

 Un inconveniente puede ser devolver o vomitar lo que comemos si se hace en grandes proporciones más de lo que nuestro nuevo y pequeño estómago puede contener.

Las personas que se someten a esta cirugía debemos estar mentalmente equilibradas, motivadas y no ser dependientes del alcohol ni de las drogas ilegales.

Este procedimiento se aconseja para personas con:

Un índice de masa anatómico (IMC) de cuarenta (40) o más. Alguien con un IMC de cuarenta y cinco kilos 45(kg) sobre su peso recomendado. Un IMC normal está entre dieciocho coma cinco (18,5) o veinticinco (25).

Un IMC de treinta y cinco o bien más y una enfermedad seria que podrían progresar bajando de peso. Ciertas de estas afecciones son apnea del sueño, diabetes tipo dos y cardiopatía.

¿Cuáles serian los riesgos de la cirugía quirúrgica de derivación gástrica?

La derivación gástrica es una cirugía mayor y tiene muchos peligros, los cuales son realmente serios que debemos abordarlos con el cirujano.

El peligro de la cirugía en sí o inconvenientes tras la operación puede ser mayor de lo normal si es:

  • Inútil para pasear aun distancias cortas. Esto aumenta el peligro de coágulos de sangre, inconvenientes pulmonares y úlceras de decúbito (asimismo llamadas llagas o bien escaras de decúbito).
  • Un niño que aun está desarrollo.
  • Un adulto mayor de sesenta a sesenta y cinco años.

Los peligros de cualquier anestesia comprenden:

  • Reacciones alérgicas a los fármacos.
  • Inconvenientes respiratorios.

Los peligros de cualquier cirugía comprenden:

  • Coágulos de sangre en las piernas que pueden viajar a los pulmones.
  • Infección incluyendo en la incisión, pulmones (neumonía) o vejiga y riñones.
  • Ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV).

Los peligros que pueden suceder a lo largo o luego la cirugía de derivación gástrica comprenden:

  • Lesión al estómago, los intestinos u otros órganos a lo largo de la cirugía.
  • Filtración mediante las grapas en el estómago tras la cirugía, lo que puede requerir una operación urgente.
  • Depresión.

derivacion gastrica esquema

Los peligros de la cirugía para bajar de peso comprenden:

  • Rotura de la bolsa, lo que requeriría otra cirugía para repararla.
  • La abertura entre la bolsa del estómago y el intestino delgado puede estrecharse, lo que podría requerir cirugía inmediata.
  • Anemia a causa de las deficiencias de hierro o bien vitamina B12
  • Niveles bajos de calcio, lo que puede causar osteoporosis temprana o bien otros trastornos óseos.
  • Cálculos biliares o ataques a la vesícula, lo que se presenta con mayor frecuencia cuando se baja de peso velozmente.
  • Gastritis (inflamación del recubrimiento del estómago), acidez gástrica o bien úlceras estomacales.
  • Desnutrición.
  • Vómitos debido a la ingesta de sobra comestible del que la bolsa puede contener.
  • Síndrome de evacuación gástrica veloz. Esto se da cuando los contenidos del estómago pasan a través del intestino delgado de manera rápida, ocasionando molestia y desnutrición.
  • Hernia quirúrgica, es más frecuente cuando se efectúa un procedimiento abierto. Una hernia quirúrgica es una protrusión de tejido a través del lugar de la incisión.
  • Cálculos nefríticos.

Antes de la cirugía quirúrgica de derivación gástrica

El cirujano nos solicitará hacernos exámenes y consultar con otros médicos antes de someternos a la cirugía. Algunos de estos examanes son:

  • Exámenes físicos o chequeos completos.
  • Análisis de sangre, ecografía de la vesícula biliar y otros exámenes para contrastar que nos encontremos sanos para someternos a la operación.
  • Consultas con el médico para cerciorarnos de que otros problemas de salud que pueda tener, como diabetes, hipertensión arterial e inconvenientes cardíacos y pulmonares estén bajo control

El pronóstico:

Podemos perder de diez a veinte libras más o menos por mes en el primer año tras la cirugía. El perder peso reducirá con el tiempo, por lo que es ideal mantenernos con dietas y ejercicios, esto al principio brindará mayor adelgazamiento.

Asimismo, podemos perder la mitad o bien más de nuestro peso extra en los primeros dos años y bajar de peso inmediatamente después de la cirugía si aun estamos con dieta líquida o blanda.

Perder el peso suficiente tras la cirugía nos ayudará a curar muchas enfermedades las que pueden ser: el asma, la diabetes tipo dos, la hipertensión arterial, la apnea obstructiva del sueño, el colesterol alto y la enfermedad gastroesofágica (ERGE).

Pesar menos nos facilita considerablemente más la movilización y la realización de las actividades cotidianas.

La cirugía de derivación gástrica sola no es una solución para bajar de peso. Puede ayudarnos o educarnos en la forma de comer pero debemos tener en cuenta que para bajar de peso y eludir complicaciones a causa del procedimiento, va a ser preciso que acatemos todas las pautas de ejercicios y nutrición que el médico y el dietista nos han dado.

Comentar con Facebook