» » Banda gastrica graduable

Banda gastrica graduable

Por: Romeo Fecha: abril 29, 2015 Categoría: Reducción Comentarios: 0
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas ¡Sé el primero en calificar!
Cargando…

En el momento en que una persona tiene entre 18 y 65, sumado a un índice de masa corporal mayor a 40 (doce kilogramos o más de sobrepeso aproximadamente) es candidato para someterse a una cirugía de introducción de banda gástrica graduable, que consiste en la inserción por vía laparoscópica en la parte superior del estómago, de una banda de silicona que vuelve más lento el proceso digestivo y estimula la sensación de llenura al momento de comer.

Esta intervención es considerada como poco invasiva, ya que no requiere ni la realización de incisiones ni el empleo de grapas para reducir el estómago, con lo que es entre los procedimientos más seguros y económicos para reducir la obesidad, sobre el bypass gástrico y el grapado del estómago.

Los resultados de la inserción de dicha banda son tal vez de los más duraderos, pues en esta cirugía la persona debe alterar sus hábitos alimenticios para asegurar el éxito del procedimiento. Además de esto, se trata de una intervención completamente reversible, aunque la mayor parte de los cirujanos coinciden en que, una vez introducido el dispositivo, éste debería mantenerse por el mayor tiempo posible.

Banda gastrica graduable

¿En quiénes se aconseja la inserción de una banda gástrica graduable?

  • En personas con índice de masa corporal, IMC, mayor a 40, que no sean todavía considerados con obesidad mórbida.
  • En pacientes con mas de 5 años de obesidad, que no logren bajar de peso con ayuda de ejercicio o dietas.
  • Personas mayores de 18 años.
  • En pacientes que tengan fuerza de voluntad y estén dispuestos a aceptar los sacrificios que esta intervención conlleva (cambiar los hábitos alimentarios, reducir las porciones, hacer ejercicio, entre otros muchos.)

¿Para quiénes NO está recomendado este procedimiento?

La cirugía de inserción de banda gástrica gana terreno a nivel mundial y se ha transformado en la primera opción de cirujanos y pacientes que desean luchar la obesidad tanto por fines estéticos como de salud. Sin embargo, no es recomendada en pacientes que:

  • Presentan obesidad mórbida, puesto que en ella el perder peso se da considerablemente más lento, en comparación con otros procedimientos quirúrgicos para combatir esta enfermedad.
  • Son alérgicos a los materiales que componen a la banda gástrica (silicón, en la mayor parte de los casos).
  • Son propensos a infecciones o bien presentan alguna antes de la operación.
  • Padecen de várices esófago-gástricas o bien malformaciones vasculares.
  • Tienen poca fuerza de voluntad y complejidad para alterar hábitos poco saludables.
  • Consideran que la banda gástrica graduable es un proceso mágico para bajar de peso.
  • Tienen esperanzas difíciles dependiendo del tiempo que se requiere para estimar los primeros desenlaces.

¿De qué forma se introduce la banda gástrica graduable?

La banda gástrica graduable se introduce en el organismo por medio de una cirugía laparoscópica. Acostumbra a colocarse en la zona superior del estómago, cerca de éste y, una vez situada, es apretada para formar una cavidad anterior al estómago.

Ésta acostumbra a tener una capacidad menor a 50cc y, por esto, limita la cantidad de comida que el paciente puede ingerir antes de sentirse satisfecho y regula el paso de los alimentos a la segunda cavidad estomacal, con lo que el organismo necesita más tiempo para “vaciar el estómago”.

¿De qué manera se regula el grado de presión de la banda gástrica graduable?

Para ajustar a una banda gástrica, los cirujanos la deben rellenar de solución salina por medio de una cámara, conectada a un pequeño depósito en la pared abdominal, que deja regular el grado de presión que hace la banda gástrica sobre el estómago. Para situar esta cámara, y cuando es necesario readaptar la banda gástrica, los médicos recurren al empleo de rayos X.

El cirujano deberá ajustar la banda gástrica para que se pueda crear una cavidad anterior al estómago, sin ocasionar demasiadas molestias al paciente. Esta presión puede readaptarse dependiendo del avance y las necesidades de la persona.

¿Cuánto tiempo retarda la colocación de una banda gástrica graduable?

La colocación de la banda gástrica graduable tarda entre 30 minutos y 1:30 horas, tiempo verdaderamente corto en comparación con otras cirugías empleadas para combatir la obesidad.

¿Qué diferencia existe entre la banda gástrica graduable y la banda gástrica virtual?

La banda gástrica virtual no es considerada un proceso quirúrgico. Consiste en la modificación de los hábitos de nutrición desde terapia psicológica. En el caso de la cirugía de banda gástrica graduable, se recurre a un dispositivo de silicón para crear una cavidad estomacal más pequeña, con la intención de desacelerar la digestión y estimular la sensación de saciedad al comer (y esto implica la modificación de sus hábitos de nutrición en el paciente).

Después de la intervención ¿cuánto tiempo continuaré en la clínica?

Como es un tratamiento poco invasivo, el tiempo de hospitalización puede ser solo de veinticuatro horas.

 

¿Qué resultados debo esperar después de una cirugía de banda gástrica?

El tratamiento de la banda gástrica es eficaz para la pérdida y mantenimiento de peso, pero la eficiencia de sus resultados dependerá de la fuerza de voluntad del paciente, por el hecho de tratarse de una intervención que requiere ejercicio y cambios inmediatos en los hábitos de nutrición.

Los pacientes que se someten a ésta cirugía, acostumbran a perder 60% de su sobrepeso en el transcurso de 2 años; resultados que, aunque tardan más en apreciarse, son considerablemente más permanentes que los conseguidos con cirugías como bypass gástrico o grapado del estómago.

Sin embargo, pese a que el perder peso se observa mejor tras un par de años de la operación, tras un año del procedimiento es posible apreciar mejoría en los niveles de glicemia y también insulina, además de la condición física del paciente, lo que ayuda a reducir el peligro de sufrir diabetes o bien, si ya se sufre, de presentar alguna complicación.

¿Qué género de anestesia se emplea para la introducción de una banda gástrica graduable?

Para esta cirugía se requiere el empleo de anestesia general, con lo que es fundamental que conozca al anestesiólogo que le atenderá a lo largo del procedimiento, para que pueda contrastar que se trata de un profesional acreditado.

¿La banda gástrica graduable ha de ser sustituida o bien removida?

Pese a que los cirujanos coinciden en que la banda gástrica graduable debe mantenerse por el mayor tiempo posible, puede ser removida, sustituida o bien recolocada, en cualquier instante, en casos como reacciones alérgicas, infecciones, perdida excesiva de peso, mal posicionamiento del dispositivo, entre otros muchos.

Es fundamental que asista a consultas de control postoperatorio cuando el cirujano de esta manera se lo indique, para evitar cualquier clase de complicación.

¿Qué me garantizará el éxito en esta intervención?

El éxito de este procedimiento, perder peso, se consigue dependiendo del cambio en las cantidades consumidas, de los hábitos del paciente y de sus tiempos alimentarios.

Por poner un ejemplo, la banda gástrica es engañable con bebidas y comestibles líquidos altos en calorías y sus resultados pueden perderse si el paciente, en vez de dejar de comer cuando se siente satisfecho, continúa haciéndolo. Por esto, es fundamental que el paciente tenga fuerza de voluntad y conciencia de la relevancia que una buena nutrición y la realización de ejercicio representan en este procedimiento.

¿De qué forma me cuido antes del procedimiento?

Para disminuir al mínimo complicaciones a lo largo de la cirugía, le sugerimos evitar fumar y consumir (un mes antes y un mes después del procedimiento) fármacos como la aspirina, los corticoides y la vitamina. Puesto que interfieren con la cicatrización y adecuada coagulación del organismo.

Por si fuera poco, es esencial que le indique a su cirujano si sufre de alguna enfermedad o si es alérgico a algún fármaco.

¿De qué forma me cuido tras el procedimiento?

En la cirugía de banda gástrica las consultas postoperatorias son fundamentales, puesto que permiten al cirujano valorar si el grado de presión del dispositivo es el adecuado para las necesidades del paciente, y que advierta a tiempo cualquier clase de complicación que pudiera presentarse.

Aparte de acudir a consulta, es esencial que ajuste las cantidades de comida que ingiere a su nueva cavidad pre-estomacal. Si no hace esto, la cavidad se ensanchará poquito a poco y no se conseguirán los objetivos del procedimiento.

Además, es esencial que evite efectuar esfuerzo físico a lo largo de un par de meses y que se minimice la exposición al sol, para prevenir la hiperpigmentación de las cicatrices.

¿De qué manera va a ser mi dieta tras la cirugía?

La dieta recomendada para este procedimiento es mucho menos restrictiva en comparación con cirugías como bypass gástrico y grapado del estómago. En verdad, no existen muchas recomendaciones, sólo consumir alimentos líquidos por el primer mes y medio, masticar despacio y comer pocas cantidades.

Lo esencial es recordar que el éxito de esta cirugía lo hacen una dieta balanceada y moderada, y la realización constante de actividad física.

¿En qué momento voy a poder restituirme a mi rutina?

Los pacientes acostumbran a reincorporarse a su rutina un par de semanas luego de la operación, si no se presenta ninguna complicación de relevancia.

¿Qué complicaciones pueden presentarse?

Como la banda gástrica graduable acostumbra a introducirse mediante una cirugía laparoscopia, en muy pocas ocasiones acostumbran a haber complicaciones. Sin embargo, ciertos pacientes pueden presentar infecciones, hemorragias, rechazo al dispositivo y erosión gástrica.

En el caso de presentar alguna de estas molestias, le aconsejamos que consulte inmediatamente con su cirujano plástico.

Comentar con Facebook